• El ensayo de Jordane Fauvey muestra las relaciones entre el pintor y Alfonso XIII a la luz de documentos procedentes de los archivos madrileños del Palacio Real y de la Casa-Museo Sorolla no analizados hasta ahora.
    Estas relaciones se establecieron hacia 1907 y se extendieron hasta la muerte del artista valenciano, que no sólo llegó a convertirse en pintor muy allegado a la Corte, sino que alcanzó cierto grado de amistad con el monarca, llegando a sentirse con cierta ascendencia sobre él como para aconsejarle en algunas decisiones relativas a la política cultural y artística.

empty